El cáncer no es contagioso


El cáncer no es contagioso. Una persona saludable no puede “contagiarse” de alguien que ya lo tiene. No existe evidencia científica que indique que el contacto cercano ni tener sexo, besar, tocar, compartir comidas o respirar el mismo aire pueda causar que el cáncer se propague de una persona a otra.

No tenga miedo de visitar a una persona con cáncer; ella necesita apoyo de sus familiares y amistades.

Por lo general, las células cancerosas de una persona no pueden sobrevivir en el cuerpo de otra sana. El sistema inmunológico de la persona sana reconoce las células extrañas y las destruye, incluidas las células cancerosas de alguien más.

Los estudios científicos sobre las causas del cáncer indican que no se propaga como una enfermedad contagiosa.

Si el cáncer fuera contagioso, tendríamos epidemias de cáncer similares a las de gripe y se podría propagar como el sarampión, la polio o el resfriado común. Podríamos esperar una alta tasa de cáncer entre los familiares y los amigos de los pacientes con cáncer y entre los profesionales médicos debido a su exposición a la enfermedad. Este no es el caso.

El hecho de que el cáncer pueda presentarse con más frecuencia en ciertas familias no significa que los miembros hayan contraído el padecimiento entre ellos.

Existen otras razones para que esto pueda ocurrir. Los miembros de la familia

  • Comparten los mismos genes.
  • Pueden tener estilos de vida no saludables similares (por ejemplo, hábitos alimenticios y fumar).
  • Pudieron haber estado expuestos al mismo químico que causa cáncer.

Algunas personas mencionan “grupos” de pacientes con cáncer que han tenido contacto entre sí, directo o indirecto, como prueba de que es contagioso. Sin embargo, los científicos han determinado que estos grupos casi nunca reflejan un mayor número de casos que los que se encontraría en una encuesta aleatoria entre el público en general.

También resulta imposible asegurar que no son responsables los factores ambientales y culturales, como la alimentación y el estilo de vida, cuando se estudian las causas de los cánceres de un grupo.

¿Una madre embarazada que tienen rencores puede contagiar de cáncer a su bebé?

En los niños, al igual que en los adultos, esta enfermedad está determinada por muchos factores; el rencor es un sentimiento que puede afectar las relaciones y capacidades de la madre, incluso también su sistema inmunológico; sin embargo, no se ha demostrado que pueda causar algún tipo de cáncer en el producto ni en la madre.

Incluso cuando una mujer tenga cáncer durante el embarazo, esta enfermedad rara vez afecta directamente al feto. Algunos cánceres pueden propagarse desde la madre hasta la placenta (el órgano que conecta a la madre con el feto), pero la mayoría de los cánceres no afectan al feto en sí. En muy pocos casos, se ha encontrado que el melanoma (una forma de cáncer de piel) se propaga a la placenta y al feto.



Creado: 2019-02-05 09:22:34
Última vez actualizado: 2019-05-10 13:55:51