Tabaco


En los cigarros, puros, y en los productos de tabaco de uso oral se han encontrado más de 4,000 químicos diferentes y así como en el humo del tabaco, de los cuales más de 60 químicos son causantes de cáncer (carcinógenos).

Existen cientos de sustancias que los fabricantes agregan a los cigarrillos para intensificar el sabor o para hacer más agradable el hábito de fumar. Algunas de las sustancias incluyen el amoníaco, el alquitrán y el monóxido de carbono. No se sabe exactamente el efecto que tengan estas sustancias en la salud del fumador de cigarrillos, pero tampoco existe evidencia de que al reducir el contenido de alquitrán de un cigarrillo se disminuye el riesgo a la salud. Por lo general, los fabricantes no proveen información al público sobre los aditivos que se utilizan en los cigarrillos, por lo tanto es difícil saber los riesgos a la salud.

La nicotina es la droga adictiva usada en el tabaco. El consumo regular de productos con tabaco conlleva a la adicción en un alto porcentaje de consumidores. Todas las formas de tabaco tienen mucha nicotina, la cual es absorbida fácilmente por los pulmones al fumar cigarrillos y por la boca o la nariz al usar los productos de tabaco oral (tabaco que se mastica u otras formas que no se fuman). Desde estos puntos de entrada, la nicotina se propaga rápidamente por todo el cuerpo. Aunque el 70% de los fumadores dice que quieren dejar de fumar y alrededor del 40% trata de dejar de fumar cada año, sólo entre el 4% y 7% lo logra sin ayuda. Esto se debe a que los fumadores no sólo presentan una adicción física a la nicotina, sino que tienen que lidiar con un aspecto emocional (psicológico) fuerte, y a menudo ellos asocian el hábito de fumar con muchas actividades sociales. Todos estos factores hacen que sea difícil dejar de fumar.

El fumar cigarrillo causa por lo menos el 30% de todas las muertes por cáncer. Este hábito es la causa principal de los cánceres siguientes:

  • Pulmón.
  • Laringe.
  • Boca (cavidad oral).
  • Garganta (faringe).
  • Vejiga.
  • El conducto de deglución conectado al estómago (esófago).

El fumar también está asociado a los cánceres siguientes:

  • Páncreas .
  • Cuello uterino.
  • Riñón.
  • Estómago .
  • Algunas leucemias.

El hábito de fumar es responsable de aproximadamente un 87% de las muertes por cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte de cáncer entre hombres y mujeres, y uno de los cánceres más difíciles de tratar. El cáncer de pulmón es una enfermedad que a menudo puede prevenirse.

¿Cómo afecta el tabaco a nuestro cuerpo?

  • Disminuye el oxígeno a los órgano s del cuerpo

El monóxido de carbono disminuye la cantidad de oxígeno que llega a los órgano s. Esa disminución de oxígeno puede tener consecuencias graves como ataques cardíacos o derrames cerebrales. La nicotina aumenta la frecuencia cardiaca, el ritmo respiratorio, la presión arterial y el flujo de sangre al corazón lo que puede generar aumento en la presión arterial.

  • Afecta el tejido pulmonar

Al metabolizarse el tabaco en nuestro cuerpo, se disminuye la elasticidad del tejido pulmonar. El humo del cigarro causa la inflamación e irritación de las mucosas y del aparato respiratorio e interfiere la expansión y contracción de los pulmones. La nicotina impide el movimiento de los cilios respiratorios, que cubren la parte interna de nuestros pulmones y son responsables de filtrar el polvo y otras sustancias dañinas en el cuerpo.

  • Daña los vasos sanguíneos.
  • Es una causa común de impotencia sexual.
  • El fumar ocasiona envejecimiento prematuro.
  • La nicotina disminuye los niveles de vitamina C, lo que condiciona que las heridas tarden en sanar.
  • Existen más probabilidades de sufrir de úlcera s gástricas.
  • El tabaco disminuye la función reproductiva de la mujer.

El tabaquismo pasivo

El tabaquismo pasivo (o involuntario) es la exposición al humo de segunda mano, también llamado "humo ambiental de tabaco". Este humo es una mezcla del humo exhalado por los fumadores y del humo que se emana de los cigarrillos, puros, pipas, etc.

El humo de segunda mano está compuesto por gases y partículas como la nicotina, varios carcinógenos y toxinas. Estos cambian con el tiempo y a medida que se diluyen y se distribuyen en el medio ambiente.

La cantidad de humo de segunda mano que se inhala involuntariamente varía y su composición depende de los hábitos de los fumadores y del tipo de cigarrillo. Las concentraciones en el aire pueden aumentar de forma sustancial en espacios cerrados.

Es causa de cáncer el tabaquismo pasivo
La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) refiere que existe suficiente evidencia para concluir que el tabaquismo pasivo es una causa de cáncer de pulmón en los no fumadores. En los últimos años más de 50 investigaciones han evaluado la relación entre el tabaquismo pasivo y el riesgo de cáncer de pulmón en no fumadores y aunque no todos ellos son claramente positivos, casi todos sugieren con fuerza que la inhalación involuntaria y mantenida del humo del tabaco se asocia con un mayor riesgo de padecer esta enfermedad.

Estas investigaciones han confirmado que existe una asociación consistente entre el riesgo de cáncer de pulmón en las parejas de fumadores y el tabaquismo pasivo. El riesgo es el 20% para las mujeres y el 30% para los hombres.

Otras investigaciones han confirmado que el riesgo de padecer cáncer de pulmón en no fumadores expuestos al tabaquismo pasivo en el lugar de trabajo, se ha incrementado de 16% a 19%.

1. De los 1000 millones de fumadores que hay en el mundo, aproximadamente 200 millones son mujeres

El número de mujeres que fuman es mucho menor que el de hombres. En todo el mundo, alrededor de un 40% de los hombres fuman, por comparación con un 9% de las mujeres. Aun así, la epidemia de consumo de tabaco por las mujeres va en aumento en algunos países. Hay que realizar más investigaciones para entender las tendencias del consumo de tabaco en las mujeres.

2. Hoy en día, en algunos países el número de chicas que fuman es igual al de chicos que fuman

Una encuesta de las tendencias del tabaquismo en los jóvenes efectuada por la OMS reveló que en la mitad de los 151 países estudiados el número de chicas fumadoras era semejante al de chicos fumadores. Hay indicios de que la mayoría de estas mujeres seguirán fumando cuando sean adultas. Las prohibiciones de la publicidad del tabaco, como está previsto en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, podrían ayudar a detener el aumento del consumo de tabaco entre las chicas.

3. Los niños y las niñas tienen diferentes motivos para empezar a fumar

Muchas más chicas que chicos fuman por que creen, erróneamente, que ello es una buena forma de controlar su peso. La poca autoestima está asociada con el tabaquismo de las jóvenes, y estudios efectuados en algunos países desarrollados indican que ellas tienen una autoestima más baja que los jóvenes . Las estrategias de control del tabaquismo deben tener en cuenta que las decisiones de uno y otro sexo para empezar a consumir tabaco son influidas por diferentes factores culturales, psicosociales y socioeconómicos.

4. Cada año, 1,5 millones de mujeres mueren a causa del consumo de tabaco

Cada año, el consumo de tabaco mata a más de 5 millones de personas en el mundo, y aproximadamente 1,5 millones de estas son mujeres. La mayoría de ellas (el 75%) viven en países de ingresos bajos y medianos. Si no se toman medidas urgentes, el consumo de tabaco podría matar a casi 8 millones de personas cada año de aquí a 2030, y 2,5 millones de ellas serían mujeres.

5. Las mujeres constituyen uno de los objetivos más grandes de la industria tabacalera

La industria tabacalera dirige campañas de publicidad muy costosas hacia las mujeres mediante anuncios que explotan estereotipos de género y vinculan falsamente el consumo de tabaco con conceptos de belleza, prestigio y libertad. La industria se concentra activamente en las mujeres porque son relativamente pocas las que por ahora consumen tabaco, y cada vez tienen más poder adquisitivo para comprar tabaco.

6. Las mujeres fuman más cigarrillos de tipo «light» que los hombres

Las estrategias de mercadeo atraen a los consumidores utilizando categorías falsas como «light» o «bajo en alquitrán»: Más mujeres que hombres (63% frente a 46%) fuman cigarrillos «light» porque creen erróneamente que esto significa «más seguro». A decir verdad, las personas que fuman cigarrillos «light» suelen compensar inhalando más profunda y frecuentemente para absorber la cantidad deseada de nicotina.

7. El consumo de tabaco daña a las mujeres de manera diferente que a los hombres

Por comparación con las mujeres que no fuman, las fumadoras tienen más probabilidades de sufrir esterilidad y problemas para concebir. Fumar durante el embarazo aumenta los riesgos de parto prematuro, mortinato y muerte del recién nacido, y puede disminuir la producción de leche materna. El tabaquismo aumenta el riesgo de muchos cánceres de la mujer, en particular el del cuello uterino.

8. El 64% de las muertes causadas por el humo de tabaco en el ambiente corresponde a las mujeres

En todo el mundo, el humo de tabaco en el ambiente causa más de 600 000 muertes al año y el 64% de estas corresponden a mujeres. En algunos países, el humo ajeno representa una amenaza mayor para las mujeres que la posibilidad de que estas pudieran empezar a fumar. Más del 90% de la población del mundo aún no está cubierta por leyes nacionales integrales sobre la prohibición de fumar en determinados lugares.

9. Los fumadores deben evitar exponer al humo de tabaco en el ambiente a las personas con las que viven y trabajan

Es frecuente que mujeres y niños carezcan del poder para conseguir que haya lugares donde no se fume, en particular en sus propios hogares, centros de trabajo y otros lugares públicos. Toda persona, con independencia de su edad o sexo, debería estar protegida del humo del tabaco en el ambiente.

10. Controlar el consumo de tabaco por las mujeres es una parte importante de cualquier estrategia de control del tabaquismo

Los programas de prevención del tabaquismo y abandono del hábito de fumar deberían integrarse en los servicios de salud materno infantil y reproductiva. Las advertencias sobre los efectos nocivos del tabaco deben tener en cuenta que la tasa de analfabetismo es más alta en las mujeres, por tal motivo, hay que utilizar imágenes claras para lograr que quienes no saben leer puedan entender los riesgos para la salud relacionados con el consumo de tabaco


Fuente: Organización Mundial de la Salud

http://www.who.int/features/factfiles/gender_tobacco/facts/es/index9.html


Creado: 2019-02-05 09:22:34
Última vez actualizado: 2019-03-19 14:59:09