Estrés y Cáncer


¿Qué es el estrés?

Todos los seres humanos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado la sensación de estrés, qué es: "La respuesta del organismo ante la exigencia de los cambios.” Pueden ser: ambientales, sociales, de salud o incluso nuestros propios  pensamientos.       

 

¿El estrés en las personas con cáncer?

El estrés surge como respuesta a una serie de acontecimientos que demandan ser enfrentados para poder sobrevivir, las podemos clasificar en:

  1. Acontecimientos o eventos estresores “problema” como: recién diagnóstico, tratamiento, aspectos físicos, sociales, existenciales, económicos, estilo de vida y calidad de vida.
  2. Respuestas emocionales como: Temor, ira, culpa, pánico, ansiedad, agresión, lapsos de llanto, irritabilidad, sensación, abrumadora o de pérdida de control, negación.

 

¿Cómo identificar el estrés?

Algunas reacciones físicas provocadas por el estrés son: 

  • Fatiga o agotamiento
  • Taquicardia 
  • Falta de aire 
  • Tensión muscular
  • Temblores
  • Dolor de cabeza
  • Malestar estomacal
  • Sudoración 
  • Sensación de mareo
  • Sensación de náusea

Si identificas 3 de estos síntomas o más durante las últimas 2 semanas 

puedes consultar a un especialista en salud mental o escribir a la línea de apoyo Psicosocial del INCan.

 

¿Sabes cómo afrontar el estrés?

La finalidad es que la persona aprenda a afrontar la situación para controlar el estrés, disminuir los efectos fisiológico y recobrar el control en sus pensamientos y conductas .

Se sugiere: 

  1. Reconocer el acontecimiento o evento estresor: “problema a resolver”  
  2. Aprenda alguna técnica de respiración y relajación para liberar la tensión
  3. Realice una lista con posibles soluciones para resolver la situación estresante.
  4. Enfoque su atención y recursos para la solución del problema
  5. Ponga en práctica las posibles soluciones

En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, nos ayuda a evitar el peligro, por ejemplo: El sonido del claxon de un auto puede ser estresante, sin embargo, nos hace reaccionar para ponernos a salvo y evitar un accidente. 

 

¿Qué hacer para manejar el estrés?

Para aprender a manejar el estrés se sugiere:

  • Identifique cuáles son sus prioridades, genere una lista de las actividades a realizar.
  • Fortalezca sus redes de apoyo, mantenga comunicación con familiares y amigos. Comparta sus inquietudes esto le ayudara a obtener nuevas perspectivas.
  • Asigne un tiempo para actividades recreativas que le ayuden a relajarse como leer, hacer actividades manuales o caminar.
  • Enfoque su pensamiento en los logrado obtenidos, y como le hizo para lograrlos.
  • Realice ejercicio de acuerdo con su capacidad física, esto puede ayudar a mejorar su estado de ánimo y reducir el estrés.

Para más información consulte los servicios de salud mental.

 

¿Cómo disminuir el estrés?

Existes diversas técnicas que nos pueden ayudar a controlar o disminuir el estrés, una de las más frecuentes es la relajación muscular progresiva. (versión abreviada) Consiste en practicar una serie de sencillos ejercicios de tensión-relajación de los grupos de músculos. 

Instrucciones 

Póngase en una posición cómoda, sentado. Cada ejercicio se repite tres veces manteniendo tensión durante 5 segundos y relajación de 10 segundos.

  1. Relajación de cara, cuello y hombros con el siguiente orden
    1. Frente: Suba las cejas por 5 segundos y relaje lentamente.
    2. Ojos: cierra y aprieta los ojos, abre relaje lentamente.
    3. Nariz: Arrugue la nariz unos segundos y relaje lentamente.
    4. Labios: junta los labios como para dar un beso y relaja lentamente.
    5. Cuello y nuca: Flexiona hacia atrás, vuelve a la posición inicial.  Repite el ejercicio hacia adelante
    6. Hombros y cuello: Elevar los hombros presionando contra el cuello, vuelve a la posición inicial lentamente.
  2. Relajación de brazos y manos
    1. Manos: cierra el puño y apriétalo fuerte. abre relaja lentamente.
    2.  Brazo: flexiona y aprieta 5 segundos y relaja lentamente. vuelve a la posición inicial. 
  3. Relajación de tórax, abdomen y región lumbar 
    1. Espalda: Con la mano  toma el codo y llévalo hacia atrás, genera tensión 5segundos y relaja lentamente. vuelve a la posición inicial. 
    2. Tórax: Inhala por la nariz reten el aire 5 segundos, exhala  lentamente.
    3. Estómago: infla el estómago tensa 5 segundos, relaja lentamente.
    4. Cintura: Aprieta las nalgas y muslos 5 segundos, relaja lentamente.

      4. Relajación de piernas

    1. Pierna: levante la pantorrilla muslo, rodilla, pantorrilla y pie. tensa 5 segundos, relaja lentamente.

 

Practicar esta técnica nos puede ayudar a mejorar el estado de estrés y disminuir las afectaciones emocionales, se recomienda consultar a un especialista en salud mental.


  • Benavente, S. B. T., Monteiro, E. M. S., & Costa, A. L. S. (2015). Diferencias de género en la percepción de estrés y estrategias de afrontamiento en pacientes con cáncer colorrectal que reciben quimioterapia. Aquichan, 15(1), 9-20.
  • Bravo, P. P. (2016). Técnica de relajación muscular progresiva en el cuidado de la ansiedad y el dolor en el paciente oncológico (Doctoral dissertation, Universidad de Cantabria).
  • Hopman, P., & Rijken, M. (2015). Illness perceptions of cancer patients: relationships with illness characteristics and coping. PsychoOncology24(1), 11-18.
  • Holst-Schumacher, F., & Quirós-Morales, D. (2015). Control del estrés, ira y ansiedad en pacientes con hipertensión arterial mediante TREC. Revista Costarricense de Psicología, 29(43), 35-46.
  • Kim, K. J., Na, Y. K., & Hong, H. S. (2016). Effects of progressive muscle relaxation therapy in colorectal cancer patients. Western journal of nursing research38(8), 959-973. Schwarz, A., & Schwarz, A. (2017). Relajación muscular progresiva de Jacobson. Editorial HISPANO EUROPEA

 


Creado: 2019-02-05 09:22:34
Última vez actualizado: 2022-05-24 08:33:36