¿Cómo ofrecer apoyo?


A algunos pacientes puede resultarles difícil pedir ayuda. Decirle a alguien "eres muy valiente", o "eres muy fuerte" puede poner demasiada presión sobre él o ella para tener que mostrarse fuerte o valiente cuando no tiene la energía para serlo. Las familias pueden ejercer presión de una manera no intencionada a los pacientes cuando esperan o necesitan que sean fuertes todo el tiempo; en ese caso, tal vez pueda jugar un papel importante un amigo, un terapeuta o un consejero en quien el paciente confíe y a quien pueda expresarles sus verdaderas emociones. Este tipo de relación puede ser un gran regalo para alguien con un diagnóstico oncológico.

Esta enfermedad puede obligarle a enfrentar sus propios temores acerca de las enfermedades, debilidades o muerte; esto puede provocar que evite a la persona afectada. Sin embargo, sentirse aislado puede ser un problema más para el paciente, lo más recomendable es que haga un esfuerzo adicional por acercársele.

Si su pariente o amigo necesita equipo médico o dinero para ayudar a cubrir los costos relacionados con el tratamiento, usted puede donar algo u organizar una rifa para juntar dinero, algunas personas realizan fiestas, venden productos o simplemente piden contribuciones para comprar algo que se necesite.

Su amigo o familiar podría buscarle para pedirle consejo sobre asuntos financieros, del trabajo u otras preocupaciones. Hable con honestidad, si puede ayude, pero si ofrecer este tipo de asesoría le resulta inconveniente, dígalo. Hay muchos lugares donde la persona puede buscar apoyo, y usted le puede sugerir que busque la ayuda de un profesional que esté mejor calificado para ofrecerla.

Además, tenga en cuenta que aquellas personas cercanas al paciente también necesitan sostén. Un miembro de la familia que es responsable de la atención de un enfermo puede sentirse aislado y estresado, o incluso presentar el síndrome de desgaste del cuidador primario (ver la siguiente sección: El síndrome de desgaste del cuidador primario para saber más al respecto); trate de acercarse a esa persona y preguntar cómo se siente. Puede que él o ella le den ideas sobre cómo usted puede cooperar.

¿De qué manera concreta puedo ayudar?

La clave es la comunicación, continúe interactuando como solía hacerlo con su amigo o familiar en lo posible y hablen sobre cómo está sobrellevando la situación y lo que necesita. No piense que siempre tienen que conversar sobre la enfermedad, platiquen sobre temas de interés para ambos, también inclúyalo en actividades y eventos sociales. Si no tiene ánimos para algo, permítale que decline la invitación, y continúe considerándole para otras ocasiones salvo que le indique lo contrario.

Pregúntele directamente qué necesita y deje que él o ella le diga con lo que puede ayudar. Ofrezca apoyo específico en lugar de decir solamente: "Llámame si te puedo ayudar". A continuación se ofrecen algunas sugerencias:

  • Envíe o prepare una comida. Haga los arreglos para un programa de entrega de comidas.
  • Ofrezca ayudar con el cuidado de los niños. Organice un programa para llevarlos y traerlos de la escuela.
  • Lleve y traiga al paciente a sus citas para tratamiento.
  • Ayude a hacer guardias en el hospital, tareas o quehaceres.
  • Ofrezca tomar sus llamadas si su familiar o amigo no puede hacerlo.
  • Coordine visitas en grupo, o el envío de tarjetas, flores o regalos.
  • Honre a su amigo haciendo contribuciones a caridades, organizando donaciones de sangre o haciendo esfuerzos especiales en su nombre.
  • Haga investigaciones sobre las preguntas que surjan.
  • Si la persona está de acuerdo, planee una fiesta cuando se haya terminado el tratamiento o en sus cumpleaños. Siempre consulte con el paciente antes de llevar a cabo planes de fiesta, incluyendo mostrar una lista de las personas a ser invitadas.


Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer 

http://www.cancer.org/espanol/servicios/cuidadoresdelasalud/para-las-personas-encargadas-de-pacientes-con-cancer


Creado: 2019-02-05 09:22:34
Última vez actualizado: 2018-12-21 10:55:29