Tipos de Cáncer > Cáncer de Piel tipo melanoma > Tratamiento: Terapia dirigida

Conforme los médicos han ido descubriendo algunos de los cambios genéticos que hacen a las células de melanoma diferentes a las células normales, éstos han comenzado a desarrollar medicamentos que atacan dichos cambios. Estos medicamentos dirigidos funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia. En algunos casos, puede que estos medicamentos funcionen cuando la quimioterapia no es eficaz. También puede que causen menos efectos secundarios graves. Los médicos aún están estudiando la mejor manera de usar estos medicamentos para tratar el melanoma.

  • Medicamentos que atacan a los cambios en el gen BRAF

Alrededor de la mitad de todos los melanomas presenta cambios (mutaciones) en el gen BRAF. Estos cambios causan que el gen produzca una proteína BRAF alterada que envía una señal que estimula el crecimiento y reproducción de una forma rápida de las células del melanoma. Actualmente están disponibles medicamentos que atacan esta proteína. Si usted tiene melanoma avanzado, puede que a una muestra del melanoma obtenida mediante biopsia se le hagan pruebas para determinar si contiene una mutación BRAF. Los medicamentos que atacan a la proteína BRAF no suelen ser eficaces en pacientes cuyos melanomas tienen un gen BRAF normal.

El Vemurafenib (Zelboraf) es un medicamento que ataca las células del melanoma que contienen el gen BRAF alterado. Este medicamento ocasiona que los tumores se encojan en aproximadamente la mitad en personas cuyos melanomas metastásicos tiene un cambio en el gen BRAF. También parece prolongar el tiempo antes de que los tumores comiencen a crecer nuevamente y ayuda a algunos pacientes a vivir por más tiempo, aunque a la larga el melanoma usualmente comienza a crecer nuevamente.

Este medicamento se administra de forma oral mediante una pastilla que se toma dos veces al día. Los efectos secundarios más comunes son dolor en las articulaciones, cansancio, pérdida del cabello, irritaciones en la piel, picazón (comezón), sensibilidad al sol y náusea. Pueden ocurrir efectos secundarios menos frecuentes, pero graves, como problemas en el ritmo cardiaco, problemas hepáticos (hígado) y reacciones alérgicas graves, así como problemas graves en la piel o los ojos.

Algunas personas tratadas con Vemurafenib padecen nuevos cánceres de piel llamados carcinomas de células escamosas. Por lo general, estos cánceres no son graves y se pueden tratar mediante la extirpación de los mismos. Aun así, su médico querrá examinar su piel a menudo durante el tratamiento y por varios meses después. Además, usted debe notificar a su médico inmediatamente si nota cualquier crecimiento nuevo o área anormal en su piel.

También se están estudiando otros medicamentos que atacan a los cambios en el gen BRAF. Los medicamentos que atacan a diferentes genes, como el MEK, también han mostrado resultados promisorios preliminares en estudios clínicos.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdepieltipomelanoma/guiadetallada/cancer-de-piel-tipomelanomatreatingtargeted-therapy

Fecha de actualización: 25/Abril/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Las sobrevivientes de cáncer de mama a largo plazo tienen una buena calidad de vida
Gracias a los mejores tratamientos y pruebas de diagnóstico, las mujeres viven mucho más tiempo que antes después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama. Los médicos se preguntaban si la calidad de vida de las mujeres sobrevivientes a largo plazo (10 años o más después del diagnóstico) era diferente de la de mujeres similares sin diagnóstico. Leer más

¿Sabías que?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el alcohol puede aumentar el riesgo de cáncer de mama, de boca, esófago, intestino, e hígado.