Tipos de Cáncer > Cáncer de Piel de células basales y escamosas > Tratamiento: Cirugía

Existen muchos tipos diferentes de cirugía para los cánceres de células basales y los cánceres de células escamosas. Las opciones de cirugía dependen de cuán grande es el cáncer, de la localización del mismo en el cuerpo y del tipo específico de cáncer de piel. En la mayoría de los casos, la cirugía se puede realizar en el consultorio del médico o en la clínica usando un anestésico local (medicina que se usa para adormecer el área). En el caso de ciertos cánceres de piel con un alto riesgo de propagación, a veces se administrarán otros tratamientos, como radiación o quimioterapia, después de la cirugía.

Escisión simple

Este procedimiento es similar a una biopsia escisional (descrita en la sección detección y diagnóstico) aunque en este caso el diagnóstico ya se conoce. Para este procedimiento, primero se adormece la piel con anestesia local. Entonces, se extirpa el tumor con un bisturí junto con una porción de la piel normal circundante. La piel restante se sutura cuidadosamente, y queda una cicatriz pequeña.

Legrado (curetaje) y electrodesecación

En este tratamiento se extirpa el cáncer raspándolo con una cureta (un instrumento largo y delgado con un borde afilado y en forma de círculo en el extremo), y luego se trata el área con una aguja eléctrica (electrodos) para destruir el resto de las células cancerosas. A menudo, este proceso es repetido. La electrodesecación y el curetaje constituyen un buen tratamiento para los cánceres superficiales (confinados a la capa superior de la piel) de células basales y de células escamosas. Este procedimiento deja una pequeña cicatriz.

Cirugía de Mohs (cirugía controlada mediante microscopio)

Mediante la técnica de Mohs, el cirujano extrae una capa de piel muy delgada (incluyendo el tumor) y luego observa la muestra con un microscopio. Si se observan células cancerosas, se extirpa la próxima capa y se examina. Este procedimiento se repite hasta que no haya indicios de células cancerosas en las muestras de piel. Este proceso es lento, a menudo toma varias horas, pero permite salvar más piel normal anexa al tumor, y crea una mejor estética después de la cirugía.

Cirugía de ganglios linfáticos

Si los ganglios linfáticos cercanos a un cáncer de piel no melanoma (especialmente a un carcinoma de células escamosas o de células de Merkel) están aumentando de tamaño, los médicos deberán preocuparse porque el cáncer puede haberse extendido a dichos ganglios. Se le puede hacer una biopsia a los ganglios o se extraen mediante una operación más extensa llamada disección de ganglios linfáticos. Entonces, los ganglios se examinan con un microscopio para ver si hay signos de cáncer. Este tipo de operación es más compleja que la cirugía de la piel, y usualmente requiere anestesia general (usted está dormido).

El linfedema, una afección en la que se acumula exceso de líquido en las piernas o los brazos, es un posible efecto secundario a largo plazo de la disección de ganglio linfático. Los ganglios linfáticos en la ingle o debajo del brazo son parte del sistema linfático que normalmente ayudan a drenar el líquido de las piernas y los brazos. Si se extirpan los ganglios linfáticos, puede que el líquido se acumule resultando en la inflamación de dichas extremidades. Si esta inflamación es bastante grave, puede causar problemas con la piel y un riesgo aumentado de infecciones en la extremidad. Las medias elásticas o mangas con compresión pueden ayudar a algunas personas con este padecimiento.

Injertos de piel y cirugía reconstructiva

Una vez extirpado un cáncer de piel no melanoma de gran tamaño, quizás no sea posible estirar la piel contigua lo suficiente como para poder suturar los bordes de la herida. En estos casos, se puede obtener piel sana de otra parte del cuerpo e injertarla sobre la herida para ayudar a sanarla y remplazar la apariencia del área afectada. También otros procedimientos quirúrgicos reconstructivos pueden ser útiles en algunos casos.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdepielcelulasbasalesycelulasescamosas/guiadetallada/cancer-de-piel-celulas-basales-y-celulas-escamosas-treating-surgery

Fecha de actualización: 19/Abril/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Tratamiento oportuno para reflujo reduce riesgo de cáncer esofágico
"Las complicaciones al no tratar este problema se deben a que el esófago tiene una mucosa que no está capacitada para soportar el ácido estomacal, cuando hay presencia constante de ácido en el esófago hay pérdida de tejido y puede darse lesiones de tipo canceroso". Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable ayuda a reducir los riesgos de desarrollar cáncer.