Tipos de Cáncer > Cáncer de Mama > ¿Se puede detectar temprano el cáncer de mama?

Para mujeres que tienen o podrían tener un riesgo aumentado

Si usted es una mujer con riesgo aumentado para el cáncer de mama (por ejemplo, debido a antecedentes familiares significativos, una mutación genética conocida del gen BRCA, o si ha tenido carcinoma ductal in situ, carcinoma lobulillar in situ, o biopsias que han mostrado cambios) es posible que haya algunas medidas que pueda tomar para reducir sus probabilidades de cáncer de seno. Antes de decidir cuáles de éstas, si acaso alguna, pueden ser apropiadas para usted, hable con su médico para entender su riesgo y en cuánto podría reducirlo con cualquiera de estos métodos.

Pruebas genéticas para las mutaciones genéticas BRCA

Muchas mujeres pueden tener familiares con cáncer de mama, pero en la mayoría de los casos, esto no se debe a las mutaciones genéticas BRCA. Las pruebas genéticas para estas mutaciones pueden ser costosas y los resultados a menudo no son claros. Estas pruebas pueden tener una amplia gama de consecuencias que necesitan ser consideradas. Se deben hacer sólo cuando existe una sospecha razonable de que una mutación pueda estar presente.

Diferentes grupos conformados por expertos ofrecen recomendaciones distintas sobre quién debe ser considerado para someterse a las pruebas genéticas.

Se recomienda que las mujeres con un riesgo incrementado de tener una mutación genética BRCA en función de un historial familiar de cáncer de mama, ovario, trompa de Falopio y/o cáncer peritoneal primario deben ser referidas a un profesional en genética para determinar sobre las pruebas. El profesional en genética puede evaluar el riesgo aún más, hablar sobre las ventajas y desventajas de las pruebas si la mujer presenta un riesgo elevado (esto se conoce como asesoría genética), y coordinar las pruebas en caso de que la paciente desee proceder. Es importante saber que las mutaciones genéticas BRCA no son comunes, y que solo una fracción pequeña de las mujeres con un historial familiar de cáncer de seno deberá ser referida para asesoría y pruebas genéticas.

Quimioprevención en el cáncer de mama

La quimioprevención es el uso de medicamentos para reducir el riesgo de cáncer. Los medicamentos tamoxifeno y raloxifeno están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos para reducir el riesgo de cáncer de seno. Estos medicamentos bloquean la acción del estrógeno en el tejido mamario. El raloxifeno solamente se usa en mujeres que ya pasaron por la menopausia, mientras que el tamoxifeno se puede usar en las mujeres aun cuando no han pasado por la menopausia. Los expertos recomiendan que estos medicamentos sólo se utilicen para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres que están en mayor riesgo de la enfermedad.

Cirugía preventiva para las mujeres con un riesgo muy alto de cáncer de seno

Para las pocas mujeres con un riesgo muy alto de cáncer de mama, la cirugía para extirpar las mamas o los ovarios puede ser una opción.

Mastectomía s preventivas (profilácticas): la extirpación de ambas mamas antes del diagnóstico de cáncer puede reducir significativamente el riesgo (hasta en un 97 por ciento). Algunas mujeres diagnosticadas optan también por extirpar la otra mama que está sano para prevenir un segundo cáncer de seno. La extirpación de la mama no previene completamente el cáncer, pues incluso un cirujano muy cuidadoso dejará al menos algunas células mamarias. Estas células se pueden convertir en células cancerosas. Algunas de las razones para considerar este tipo de cirugía pueden incluir:

• Presencia de genes BRCA mutados, detectados mediante pruebas genéticas.

• Antecedentes familiares significativos (cáncer de mama en varios parientes cercanos).

Carcinoma lobulillar in situ visto en biopsia.

Cáncer previo en un seno (especialmente en alguien con un antecedente familiar contundente).

Los estudios han demostrado que este tipo de cirugía es útil si se evalúan sus efectos en grupos de muchas mujeres con determinadas afecciones, pero no hay manera de saber con anticipación si esta cirugía beneficiará a alguna mujer en particular. Algunas mujeres con mutaciones del BRCA padecerán cáncer de seno siendo jóvenes, y tendrán un riesgo muy alto de padecer un segundo cáncer de seno. Una mastectomía profiláctica antes de que el cáncer aparezca podría añadir muchos años a sus vidas. Aunque la mayoría de las mujeres con mutaciones del BRCA padecen cáncer de seno, hay algunas que no. Estas mujeres no se beneficiarían de la cirugía, pero sí tendrían que lidiar con sus efectos secundarios.

Ooforectomía profiláctica (extirpación de los ovarios): las mujeres con una mutación BRCA pueden reducir el riesgo de cáncer de mama en un 50 por ciento o más al extirpárseles quirúrgicamente sus ovarios antes de la menopausia. Esto es probable debido a que la cirugía remueve las fuentes principales de estrógeno (los ovarios) en el cuerpo.

Resulta importante que las mujeres con una mutación del gen BRCA reconozcan que también tienen un alto riesgo de cáncer de ovario. Para reducir este riesgo, la mayoría de los médicos recomienda que a las mujeres con mutaciones BRCA se les extirpen quirúrgicamente los ovarios una vez que terminen de tener hijos.

Fuente: Sociedad Americana contra el Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdeseno/recursosadicionales/fragmentado/cancer-de-seno-deteccion-temprana-prevention

Fecha de actualización: 28/Mayo/2015

Tipos de Cáncer > Cáncer de Mama > ¿Se puede detectar temprano el cáncer de mama?

Tipos de Cáncer > Cáncer de Mama > ¿Se puede detectar temprano el cáncer de mama?

Para mujeres que tienen o podrían tener un riesgo aumentado

Si usted es una mujer con riesgo aumentado para el cáncer de mama (por ejemplo, debido a antecedentes familiares significativos, una mutación genética conocida del gen BRCA, o si ha tenido carcinoma ductal in situ, carcinoma lobulillar in situ, o biopsias que han mostrado cambios) es posible que haya algunas medidas que pueda tomar para reducir sus probabilidades de cáncer de seno. Antes de decidir cuáles de éstas, si acaso alguna, pueden ser apropiadas para usted, hable con su médico para entender su riesgo y en cuánto podría reducirlo con cualquiera de estos métodos.

Pruebas genéticas para las mutaciones genéticas BRCA

Muchas mujeres pueden tener familiares con cáncer de mama, pero en la mayoría de los casos, esto no se debe a las mutaciones genéticas BRCA. Las pruebas genéticas para estas mutaciones pueden ser costosas y los resultados a menudo no son claros. Estas pruebas pueden tener una amplia gama de consecuencias que necesitan ser consideradas. Se deben hacer sólo cuando existe una sospecha razonable de que una mutación pueda estar presente.

Diferentes grupos conformados por expertos ofrecen recomendaciones distintas sobre quién debe ser considerado para someterse a las pruebas genéticas.

Se recomienda que las mujeres con un riesgo incrementado de tener una mutación genética BRCA en función de un historial familiar de cáncer de mama, ovario, trompa de Falopio y/o cáncer peritoneal primario deben ser referidas a un profesional en genética para determinar sobre las pruebas. El profesional en genética puede evaluar el riesgo aún más, hablar sobre las ventajas y desventajas de las pruebas si la mujer presenta un riesgo elevado (esto se conoce como asesoría genética), y coordinar las pruebas en caso de que la paciente desee proceder. Es importante saber que las mutaciones genéticas BRCA no son comunes, y que solo una fracción pequeña de las mujeres con un historial familiar de cáncer de seno deberá ser referida para asesoría y pruebas genéticas.

Quimioprevención en el cáncer de mama

La quimioprevención es el uso de medicamentos para reducir el riesgo de cáncer. Los medicamentos tamoxifeno y raloxifeno están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos para reducir el riesgo de cáncer de seno. Estos medicamentos bloquean la acción del estrógeno en el tejido mamario. El raloxifeno solamente se usa en mujeres que ya pasaron por la menopausia, mientras que el tamoxifeno se puede usar en las mujeres aun cuando no han pasado por la menopausia. Los expertos recomiendan que estos medicamentos sólo se utilicen para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres que están en mayor riesgo de la enfermedad.

Cirugía preventiva para las mujeres con un riesgo muy alto de cáncer de seno

Para las pocas mujeres con un riesgo muy alto de cáncer de mama, la cirugía para extirpar las mamas o los ovarios puede ser una opción.

Mastectomía s preventivas (profilácticas): la extirpación de ambas mamas antes del diagnóstico de cáncer puede reducir significativamente el riesgo (hasta en un 97 por ciento). Algunas mujeres diagnosticadas optan también por extirpar la otra mama que está sano para prevenir un segundo cáncer de seno. La extirpación de la mama no previene completamente el cáncer, pues incluso un cirujano muy cuidadoso dejará al menos algunas células mamarias. Estas células se pueden convertir en células cancerosas. Algunas de las razones para considerar este tipo de cirugía pueden incluir:

• Presencia de genes BRCA mutados, detectados mediante pruebas genéticas.

• Antecedentes familiares significativos (cáncer de mama en varios parientes cercanos).

Carcinoma lobulillar in situ visto en biopsia.

Cáncer previo en un seno (especialmente en alguien con un antecedente familiar contundente).

Los estudios han demostrado que este tipo de cirugía es útil si se evalúan sus efectos en grupos de muchas mujeres con determinadas afecciones, pero no hay manera de saber con anticipación si esta cirugía beneficiará a alguna mujer en particular. Algunas mujeres con mutaciones del BRCA padecerán cáncer de seno siendo jóvenes, y tendrán un riesgo muy alto de padecer un segundo cáncer de seno. Una mastectomía profiláctica antes de que el cáncer aparezca podría añadir muchos años a sus vidas. Aunque la mayoría de las mujeres con mutaciones del BRCA padecen cáncer de seno, hay algunas que no. Estas mujeres no se beneficiarían de la cirugía, pero sí tendrían que lidiar con sus efectos secundarios.

Ooforectomía profiláctica (extirpación de los ovarios): las mujeres con una mutación BRCA pueden reducir el riesgo de cáncer de mama en un 50 por ciento o más al extirpárseles quirúrgicamente sus ovarios antes de la menopausia. Esto es probable debido a que la cirugía remueve las fuentes principales de estrógeno (los ovarios) en el cuerpo.

Resulta importante que las mujeres con una mutación del gen BRCA reconozcan que también tienen un alto riesgo de cáncer de ovario. Para reducir este riesgo, la mayoría de los médicos recomienda que a las mujeres con mutaciones BRCA se les extirpen quirúrgicamente los ovarios una vez que terminen de tener hijos.

Fuente: Sociedad Americana contra el Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdeseno/recursosadicionales/fragmentado/cancer-de-seno-deteccion-temprana-prevention

Fecha de actualización: 28/Mayo/2015

Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Tratamiento oportuno para reflujo reduce riesgo de cáncer esofágico
"Las complicaciones al no tratar este problema se deben a que el esófago tiene una mucosa que no está capacitada para soportar el ácido estomacal, cuando hay presencia constante de ácido en el esófago hay pérdida de tejido y puede darse lesiones de tipo canceroso". Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si reduces el consumo de alcohol.