Tipos de Cáncer > Cáncer de Esófago > ¿Se puede descubrir el cáncer de esófago en sus etapas tempranas?

A las pruebas que se realizan para la búsqueda de una enfermedad en alguien que no tiene síntomas se les llaman pruebas de detección. El objetivo de las pruebas es encontrar una enfermedad, como el cáncer, en una etapa inicial y más curable, para ayudar a las personas a vivir más saludablemente por más tiempo.

Actualmente, ninguna organización profesional en los Estados Unidos recomienda realizar pruebas de detección para el cáncer de esófago en el público general. Esto se debe a que ninguna prueba de detección ha demostrado reducir el riesgo de morir a causa del cáncer de esófago en las personas que tienen un riesgo promedio.

Sin embargo, a las personas que tienen un alto riesgo de cáncer de esófago, como aquellas con esófago de Barrett, a menudo se les brinda un seguimiento minucioso para identificar cánceres en etapa temprana y precánceres.

Pruebas para personas en alto riesgo

Muchos expertos recomiendan que las personas con un alto riesgo de cáncer de esófago, como lo son aquellas con esófago de Barrett, se hagan regularmente una endoscopia superior. Para esta prueba, el médico observar el interior del esófago a través de un tubo flexible e iluminado llamado endoscopio. Puede que el médico obtenga pequeñas muestras de tejido (biopsias) del área de Barrett para que puedan ser examinadas y así determinar si contienen cualquier displasia (células precancerosas) o células cancerosas.

Los médicos no saben con certeza la frecuencia con la que se debe repetir la prueba, aunque la mayoría recomienda que se haga con más frecuencia si se encuentran áreas de displasia. Esta prueba se repite incluso con más frecuencia si hay una displasia de alto grado (las células aparecen muy anormales).

Si el área de esófago de Barrett es grande, existe displasia de alto grado, o ambos, se podría recomendar el tratamiento del área anormal debido al alto riesgo de que un adenocarcinoma ya esté presente (pero no fue encontrado) o que se origine dentro de pocos años. Las otras opciones de tratamiento para la displasia de alto grado podrían incluir cirugía para extraer parte del esófago con el área anormal, resección mucosal endoscópica, terapia fotodinámica y ablación por radiofrecuencia. El pronóstico para estos pacientes es relativamente favorable después del tratamiento.

La observación minuciosa y el tratamiento (de ser necesario) pudieran ayudar a prevenir que se originen algunos cánceres de esófago. También pudiera detectar temprano algunos cánceres, cuando hay más probabilidades de que el tratamiento sea exitoso.

Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdeesofago/guiadetallada/cancer-de-esofago-early-detection

Fecha de actualización: 30/Marzo/2015


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Las sobrevivientes de cáncer de mama a largo plazo tienen una buena calidad de vida
Gracias a los mejores tratamientos y pruebas de diagnóstico, las mujeres viven mucho más tiempo que antes después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama. Los médicos se preguntaban si la calidad de vida de las mujeres sobrevivientes a largo plazo (10 años o más después del diagnóstico) era diferente de la de mujeres similares sin diagnóstico. Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable previene las recaídas y mejora las posibilidades de curación después del tratamiento.