Más información > Nutrición > ¿Qué debo comer si tengo cáncer?

Algunos efectos secundarios dificultan la ingestión y absorción adecuada de los alimentos, afectando de alguna manera el estado nutricional del paciente.

A fin de garantizar una nutrición adecuada, el individuo debe consumir suficientes alimentos que contienen nutrientes fundamentales: vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, grasas y agua. El régimen alimentario es una parte importante en el tratamiento; el consumo de alimentos adecuados antes, durante y después del tratamiento puede ayudar al paciente a sentirse mejor y conservar su fortaleza.

El paciente mal nutrido se siente débil, cansado e incapaz de resistir las infecciones o tolerar los tratamientos. El consumo de cantidades insuficientes de proteínas y calorías es el problema nutricional más común al que se enfrentan estos pacientes.

Recomendaciones para aliviar los síntomas de los tratamientos antineoplásicos.

Anorexia (falta de apetito)

  • Realizar entre 5 y 6 comidas pequeñas al día.
  • Ofrecer al paciente sus alimentos favoritos frecuentemente.
  • Ingerir líquidos y sólidos por separado.
  • Servir las comidas de manera atractiva.
  • Horario de comidas adaptado a cada paciente, por la mañana se toleran aportes calóricos más altos.
  • Higiene bucal adecuada previa a la ingesta, con productos refrescantes.
  • Incluir suplementos nutricionales (consultar al especialista en Nutrición).

Alteraciones del gusto

  • Evitar temperaturas extremas de los alimentos.
  • No se aconsejan alimentos con olores o sabores intensos (té, café, chocolate).
  • Eliminar carnes rojas y sustituirlas por pollo, pavo, jamón cocido.
  • Añadir salsas o aderezos ligeros a las preparaciones.
  • Evitar los productos enlatados.
  • Combinar las comidas con hierbas o especias diferentes.
  • No utilizar condimentos artificiales o salsas muy condimentadas.
  • Utilizar suplementos de zinc.

Problemas de masticación y deglución

  • Modificar la consistencia de las comidas a papillas o purés.
  • Incluir alimentos ricos en calorías en las comidas: mantequilla de maní, helados, jugos o néctares, frutas en almíbar hechas papilla, compotas, gelatina, etc.
  • Utilizar un popote para ingerir los líquidos.
  • Mezclar los líquidos y sólidos en las comidas.

Saciedad precoz

  • Masticar bien y comer despacio.
  • Evitar las comidas con alto contenido de grasa.
  • Tomar líquidos enriquecidos.
  • Limitar la cantidad total de líquidos durante las comidas.

Náusea y/o vómito

  • Utilizar alimentos fríos o a temperatura ambiente, de textura suave.
  • Tomar los líquidos en pequeños sorbos.
  • Evitar las comidas muy condimentadas o muy grasosas.
  • Consumir los alimentos en pequeñas porciones varias veces al día.
  • Consumir caldos desgrasados, jugos naturales, gelatinas o agua de arroz, para mantenerse hidratado.
  • Evitar comer 2 horas antes del tratamiento de quimioterapia.

Diarrea

  • Disminuir el consumo de fibra insoluble.
  • Excluir leche y derivados.
  • Evitar comidas picantes y con alto contenido de grasa.
  • Evitar alimentos flatulentos (col, coliflor, brócoli), café, chocolate.
  • Consumir alimentos con alto contenido de potasio (plátano, papa).
  • Fraccionar las comidas.
  • Beber abundantes líquidos. Alimentos recomendados: agua de arroz, agua de manzana hervida, té, pan tostado, manzana cocida o asada al horno, puré de papa, zanahoria, plátano maduro y pollo, pavo o ternera hervidos.

Estreñimiento

  • Aumentar el consumo de fibra (cereales, verdura y frutas crudas, pan integral).
  • Agregar una o dos cucharadas de salvado en las comidas.
  • Tomar 8 a 10 vasos de líquido por día.
  • Evitar alimentos ácidos, fritos, amargos, picantes, muy salados o muy condimentados.
  • Evitar verduras crudas, frutas verdes y bebidas gaseosas.
  • Tomar preferentemente alimentos blandos o en papillas.
  • Si el paciente tiene una ingesta escasa se debe valorar añadir alimentos proteicos (queso, clara de huevo, pollo), grasos (mantequilla, aceite, nata) e hidratos de carbono (miel, jugos). La suplementación con glutamina parece disminuir la mucositis secundaria a radioterapia.

Alteraciones del gusto

  • Evitar temperaturas extremas de los alimentos.
  • No se aconsejan alimentos con olores o sabores intensos (té, café, chocolate).
  • Eliminar carnes rojas y sustituirlas por pollo, pavo, jamón cocido.
  • Utilizar suplementos de zinc.

Xerostomía (boca seca)

  • Utilizar alimentos cocinados de forma jugosa.
  • Incluir salsas, sopas, cremas.
  • Estimulantes de la salivación: piña natural, cubitos de hielo, caramelos sin azúcar.
  • Procurar ingerir 8 vasos con agua al día (mantener una botella con este líquido cerca).
  • Lavar los dientes con frecuencia para evitar el desarrollo de bacterias.

Aumento de peso
Aunque es más común bajar de peso durante el tratamiento contra el cáncer, algunos pacientes con esta enfermedad aumentan de peso, si el aumento es significativo, puede afectar la salud del paciente y su capacidad de tolerar los tratamientos. La quimioterapia, los medicamentos esteroideos y las terapias hormonales pueden ocasionar aumento de peso.

Anemia
La anemia es una causa principal de la fatiga relacionada con la enfermedad y/o su tratamiento. Consuma alimentos ricos en hierro; esto provocará que su sistema produzca glóbulos rojos. Entre los alimentos abundantes en hierro están las carnes rojas y los vegetales de hojas verdes.

Se debe llevar a cabo una alimentación variada que incluya diariamente alimentos de los tres grupos, con un contenido moderado de grasas (25%), bajo contenido de hidratos de carbonos simples (azúcares) y abundantes frutas y verduras ricas en vitamina C y betacarotenos, incluir suficiente fibra dietética (10 a 13 gr. por cada 1000 kilocalorías).

Disminuir el consumo de productos con aditivos y conservadores
En la alimentación de estos enfermos es muy importante el factor humano y la compañía, así como dar variedad a la dieta y no descuidar la buena presentación de los alimentos. Es importante garantizar que el paciente ingiera, hasta donde le sea posible, alimentos de todos los grupos existentes:

Harinas

Arroz, pastas, avena, tortillas, papas, yuca, camote, frijoles, garbanzos, etc.

Frutas

Manzana, naranjas, plátano, uvas, piña, mango, sandía, etc.

Vegetales

Tomate, lechuga, repollo, zanahoria, brócoli, coliflor, pepino, etc.

Carnes

Pollo, pescado, res, mariscos y huevo.

Lácteos

Leche, quesos, yogurt.

Grasas

Aceites vegetales, margarina, mantequilla, natilla,
nueces y semillas.

Suplementos nutricionales

  • Preferir tomarlos entre las comidas para no disminuir el apetito.
  • Se pueden utilizar como sustitutos del agua en la toma de medicamentos.
  • Los suplementos más adecuados para el paciente neoplásico deben tener alta densidad energética (>1.5 Kcal/ ml) y proteica.
  • Dosis : 1 ó 2 envases al día, o de acuerdo a la indicación del nutriólogo.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos,

http://www.cancer.gov/espanol/cancer/sobrellevar/consejos-de-alimentacion/page2

Fecha de actualización: 03/Octubre/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Identifican dos proteínas cuya supresión podría curar varios tipos de cáncer, como la leucemia
* El estudio identifica un posible talón de Aquiles en los cánceres provocados por las proteínas quinasas. Se trata de un nódulo señalizador que actúa como una vía de paso común en células y que, al parecer, contribuye a generar células cancerosas tanto en la leucemia como en los tumores sólidos. Leer más

¿Sabías que?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir los efectos secundarios; reducir el riesgo de cánceres secundarios y mejorar la tolerancia a los tratamientos y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.