Emociones y Cáncer > Al momento del diagnóstico > Preguntas más frecuentes

¿Se puede heredar el cáncer?

Aunque muchas personas creen que este es un problema que viene de familia, no puede pasar de un padre a un hijo de la misma forma que la altura y el color de los ojos. Aunque algunos tipos de cáncer tienen factores de riesgo genéticos, la mayoría de las personas no hereda la enfermedad de sus padres, ni la transmiten a sus hijos.

¿Por qué a mí?

La primera pregunta que surge en gran parte de la gente cuando se le notifica sobre su diagnóstico es: "¿qué hice mal?" o "¿por qué a mí?". Debido a que los médicos no pueden estar seguros sobre qué fue lo que originó la enfermedad en cada persona diagnosticada, muchas personas suelen formarse ideas propias sobre las causas de su enfermedad.

Algunos pacientes piensan que se les está castigando por algo que hicieron o que no hicieron en el pasado. La mayoría se pregunta si algo de lo que hicieron fue causa directa de su enfermedad. Otras personas piensan que si hubieran hecho algo de diferente manera, hubieran podido prevenirla.

Si usted está teniendo estos sentimientos, es importante saber que no es la única persona que los presenta. Todos estos sentimientos y creencias son comunes entre los pacientes oncológicos. Pero el cáncer no es un castigo por cosas que haya o no haya hecho en el pasado. Evite culparse o buscar maneras de explicarse cómo podría haberlo prevenido. El cáncer no es su culpa y casi nunca es posible determinar su causa exacta, en su lugar, enfóquese en cuidar de sí ahora, tanto física como emocionalmente.

¿Voy a morir?

Es normal pensar en la muerte cuando le dan este diagnóstico. No olvide que el pronóstico es muy bueno para muchas personas diagnosticadas con esta enfermedad. En muchos lugares existe una creencia de que esta enfermedad es “sinónimo de muerte”, pero la realidad es que la mayoría de los casos pueden ser tratados. Actualmente existen casi 14 millones de personas viviendo en Estados Unidos que tienen o han tenido alguna enfermedad oncológica.

La tasa de sobrevivientes entre los distintos tipos de cáncer varía bastante, por lo que es importante ver qué tan eficaz es el tratamiento para el tipo de enfermedad que usted tiene. Aunque estas cifras proveen una idea general, tenga en cuenta que cada persona es única y que las estadísticas no pueden predecir exactamente lo que ocurrirá en su caso. Si tiene preguntas acerca de las probabilidades de cura para usted, o quiere saber cuál es la expectativa de vida, hable con los integrantes de su equipo de atención médica, pues ellos conocen mejor su situación.

Algunas veces, la enfermedad está ya en una etapa avanzada o es de un tipo agresivo cuando es detectada, por lo que en estos casos se le informa a la persona que su tiempo de expectativa de vida no es favorable.

¿Sentiré dolor?

El dolor es una de las razones por las que la gente tiene tanto temor a esta enfermedad. Temen que el dolor no pueda ser aliviado una vez que lo empiecen a sentir. El hecho de tenerla no significa que tendrá dolor, para sorpresa de algunas personas, algunos tipos de cáncer no causan ningún dolor físico. Incluso las personas con cánceres avanzados no siempre tienen dolor. Pero en caso de que se llegue a presentar, existen muchas maneras de aliviarlo o reducirlo. Junto con los medicamentos, existen otras formas para controlarlo, como la visualización de imágenes (ejercicios mentales diseñados para permitir que la mente influya el cuerpo), la bio-retroalimentación (un método de tratamiento que usa dispositivos de monitoreo que ayudan a las personas a controlar intencionalmente los procesos físicos como el ritmo cardiaco, presión arterial, temperatura, sudoración y tensión muscular), la relajación, la distracción, la cirugía y el bloqueo de nervios. También se puede usar una combinación de métodos para controlarlo.

Algunas personas no quieren tomar medicamentos contra el dolor porque temen que se volverán adictas a ellos, sin embargo, la investigación ha mostrado que la adicción no es un problema para las personas que usan los medicamentos de acuerdo como los recetan sus doctores.

¿Yo me causé esta enfermedad?

No, usted no la causó. Todavía no sabemos qué causa todos los cánceres, se sabe que existen ciertas cosas que se llaman factores de riesgo que afectan su probabilidad de padecer una enfermedad. Algunos de estos factores se pueden controlar (como las elecciones en el estilo de vida), pero otros no. Los riesgos respecto al cáncer que no pueden controlarse incluyen su edad, sexo y antecedentes médicos familiares. Las elecciones en el estilo de vida (factores que sí pueden controlarse), incluyen las cosas que opta hacer como consumir productos del tabaco, tomar bebidas con alcohol, elecciones de lo que come y su exposición al sol. Otros factores están relacionados con agentes cancerígenos ambientales.

Sin embargo, estos factores no lo indican todo. Presentar uno, o incluso muchos de éstos no significa que esa persona tendrá la enfermedad. Además, algunas personas que desarrollan cáncer nunca han presentado ningún factor de riesgo conocido. Incluso cuando una persona enferma presenta uno de los factores, es muy difícil saber en qué medida eso contribuyó a su desarrollo.

Fuente: http://www.cancer.org/espanol/servicios/comocomprendersudiagnostico/fragmentado/despues-del-diagnostico-una-guia-para-los-pacientes-y-sus-familias-how-do-i-cope

Fecha de actualización: 28/Enero/2014


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Niños vencen el cáncer en Centro Médico Nacional Siglo XXI apoyados en sueños
A cada enfermo se le da un tratamiento diseñado sólo para él, llamado medicina personalizada Leer más

¿Sabías que?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir los efectos secundarios; reducir el riesgo de cánceres secundarios y mejorar la tolerancia a los tratamientos y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.