Testimonio

Andrés Medina Ortíz
Tengo 9 años con enfermedades...
Todas las enfermedades me han enseñado algo... pero el cáncer me hizo más humano y más humilde. Leer más

Noticias

Científicos chilenos descubren proteína que retrasaría la metástasis de células cancerígenas
Vicente Torres, el investigador a cargo del estudio, junto a un equipo de científicos del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas, han descubierto una molécula fundamental en el proceso de diseminación de células tumorales de un tejido a otro. Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable reduce los efectos secundarios relacionados con los tratamientos.

Emociones y Cáncer > Cáncer y embarazo > Cáncer de mama y embarazo

El cáncer de mama y embarazo es aquel que se diagnostica durante la gestación o en el primer año posterior al alumbramiento. Este tipo de enfermedad afecta al 12% de las mujeres en edad reproductiva de 20 a 34 años; una de cada 52 mujeres tiene enfermedad en etapa invasora, y una de cada 118 está embarazada en el momento del diagnóstico. La incidencia de esta enfermedad y embarazo es de 1.5 a 10 casos por cada 10,000 partos.

Es importante que el equipo de salud realice un interrogatorio y exploración cuidadosos en la primera consulta prenatal, por ser la única oportunidad que se tiene para realizar la exploración clínica de la mama, así como las pruebas de detección oportuna de la enfermedad; en este sentido, también es trascendente enseñar a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia cómo deben realizarse el autoexamen mamario, ya que el 78% de presentan mamografía anormal positiva; acérquese al equipo de INFOCÁNCER (01 800 22 62 371), en donde personal capacitado le enseñará las técnicas de autoexploración.

La mayor parte de los estudios diagnósticos se pueden realizar con mínimo riesgo fetal cuando están indicados para facilitar la decisión del tratamiento oncológico o la interrupción del embarazo. Por otro lado, se ha demostrado que el aborto terapéutico no mejora el pronóstico; la decisión más difícil es iniciar el tratamiento inmediatamente al realizar el diagnóstico.

La quimioterapia adyuvante se administra sin riesgos a partir del segundo trimestre, pero se recomienda posponerla hasta después del parto. Durante el puerperio el tratamiento es similar al de una mujer no embarazada; en el tercer trimestre se plantea el alumbramiento que depende de los deseos de la madre y de la urgencia del caso, una pequeña espera hasta que el feto alcance la viabilidad es favorable.

El cáncer de mama tiene peor pronóstico cuando se asocia al embarazo, porque en la mayoría de los casos se diagnostica en etapas clínicas avanzadas; cuando se comparan por etapa clínica, no existen diferencias en la tasa de sobrevida dentro o fuera de la gestación.

Si usted tiene que tomar una decisión sobre continuar o no con su embarazo, acérquese al personal especializado, puede buscar apoyo psicooncológico, de grupo o utilizar las herramientas de información y apoyo emocional de INFOCÁNCER en línea o vía telefónica, llamando al 01 800 22 62 371 o mandando un e-mail a contacto@infocancer.org.mx; también podría ayudarle revisar las sugerencias de la sección Cáncer y embarazo”.

Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer ,

http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdecuellouterino/resumen/resumen-sobre-el-cancer-de-cuello-uterino-treating-general-info

Fecha de actualización: 03/Enero/2014


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?