Tipos de Cáncer > Cáncer de Laringe e Hipofaringe > Cáncer de Laringe e Hipofaringe

Cáncer es de laringe y de hipofaringe

Al cáncer que se origina en la laringe se le llama cáncer laríngeo, mientras que al cáncer que se inicia en la hipofaringe se le llama cáncer hipofaríngeo. Ambos tipos de cáncer se discuten en este apartado debido a la gran proximidad de estas dos estructuras.

Carcinoma s de células escamosas

Casi todos los cánceres de la laringe o la hipofaringe se desarrollan a partir de las células planas y delgadas llamadas células escamosas que se encuentran en el epitelio, la capa más interna que reviste a esas dos estructuras. El cáncer que se inicia en esta capa se conoce como carcinoma o cáncer de células escamosas.

La mayoría de los casos de cáncer de células escamosas de laringe y de hipofaringe se inician como una lesión precancerosa, llamadas displasia. Cuando se observan con un microscopio, estas células lucen anormales, pero no tan anormales como las células cancerosas. En la mayoría de los casos, la displasia no se transforma en un cáncer. Suele desaparecen sin tratamiento, en especial si se elimina la causa (como fumar). La mayoría de las afecciones precancerosas de la laringe y la hipofaringe no causan síntomas a menos de que surjan en las cuerdas vocales.

Algunas veces la displasia progresará hasta convertirse en una condición llamada carcinoma in situ (CIS). En el CIS, las células cancerosas se observan sólo en el epitelio que reviste la laringe o la hipofaringe. Estas células no han invadido las capas más profundas ni se han propagado a otras partes del cuerpo. El carcinoma in situ es la forma más temprana del cáncer. La mayoría de estos inicios de cáncer se puede curar, pero si el carcinoma in situ no se trata, se puede transformar en cáncer invasivo de células escamosas que destruirá los tejidos cercanos y puede extenderse hacia otras partes del cuerpo.

Otros tipos de cáncer

Otros tipos de cáncer poco comunes también se originan en la laringe o la hipofaringe.

Cáncer es de glándulas salivales menores: algunas áreas de la laringe y de la hipofaringe tienen diminutas glándulas debajo de su capa de revestimiento, conocidas como glándulas salivales menores. Estas glándulas producen moco y saliva para lubricar y humedecer la zona. Rara vez surge cáncer a partir de las células de estas glándulas, pero cuando ocurre, estos cánceres tienen nombres como:

  • Adenocarcinoma .
  • Carcinoma quístico adenoide.
  • Carcinoma mucoepidermoide.

Sarcoma s: la forma de la laringe y de la hipofaringe depende de un armazón de tejidos conectivos y cartílago. A partir de los tejidos conectivos de la laringe o la hipofaringe pueden originarse cánceres como los condrosarcomas o los sarcomas sinoviales, pero se presentan en muy raras ocasiones.

Melanoma s: por lo general, estos cánceres se originan en la piel, pero pocas veces pueden comenzar en las superficies más internas (mucosales) del cuerpo, tal como en la laringe o la hipofaringe.

Estos cánceres poco comunes de la laringe o la hipofaringe no se discuten detalladamente en este apartado. El resto de esta información se refiere solamente al cáncer de células escamosas.

Fuente; Sociedad Americana del Cáncer http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdelaringeydehipofaringe/guiadetallada/cancer-de-laringe-y-de-hipofaringe-what-is-what-is-laryngealand-hypopharyngeal

Fecha de actualización: 30/Julio/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Identifican dos proteínas cuya supresión podría curar varios tipos de cáncer, como la leucemia
* El estudio identifica un posible talón de Aquiles en los cánceres provocados por las proteínas quinasas. Se trata de un nódulo señalizador que actúa como una vía de paso común en células y que, al parecer, contribuye a generar células cancerosas tanto en la leucemia como en los tumores sólidos. Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable previene las recaídas y mejora las posibilidades de curación después del tratamiento.