Tipos de Cáncer > Cáncer de Esófago > Cáncer de Esófago

También conocido como cáncer esofágico, se origina en la capa más interna (la mucosa) y crece hacia afuera (a través de la submucosa y la capa muscular). Debido a que dos tipos de células pueden cubrir el esófago, existen dos tipos principales de esta enfermedad: el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma.

El esófago está normalmente cubierto con células escamosas. A la enfermedad que se origina en éstas se le llama carcinoma de células escamosas, la cual puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo del esófago.

Los cánceres que se originan de células glandulares se llaman adenocarcinomas. Este tipo de célula no es normalmente parte del revestimiento interno del esófago. Antes de que se pueda desarrollar un adenocarcinoma, las células glandulares tienen que reemplazar un área de las escamosas, como en el caso del esófago de Barrett. Esto ocurre principalmente en la parte inferior del esófago, donde se desarrollan la mayoría de los adenocarcinomas.

Los cánceres que se originan en el área donde el esófago se une al estómago (la unión gastroesofágica GE), lo que incluye aproximadamente las primeras 2 pulgadas del estómago (llamada cardia), suelen comportarse como cánceres de esófago (y también se tratan como si lo fueran) de manera que son agrupados como cánceres esofágicos.

Reflujo y esófago de Barrett

El estómago tiene un ácido fuerte y enzimas que digieren la comida. El epitelio (revestimiento interno) del estómago está formado de células glandulares que liberan ácido, enzimas y mucosidad. Estas células tienen características especiales que las protegen contra el ácido del estómago y las enzimas digestivas.

En algunas personas, el ácido pasa del estómago al esófago. El término médico para esta afección es enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) o simplemente reflujo. En muchos casos, el reflujo puede causar síntomas tales como agruras (acidez), o una sensación de ardor que irradia desde el centro del pecho. Sin embargo, en algunos casos, el reflujo puede ocurrir sin presentarse ningún síntoma.

Si el reflujo del ácido estomacal en la parte baja del estómago continúa durante largo tiempo, puede dañar el revestimiento del esófago. Esto causa que las células escamosas que recubren usualmente el esófago sean reemplazadas con células glandulares. Estas células glandulares generalmente se parecen a las células que recubren el estómago y el intestino delgado, y son más resistentes al ácido del estómago. La presencia de células glandulares en el esófago se conoce como esófago de Barrett.

Las personas con esófago de Barrett tienen una probabilidad mayor de desarrollar células cancerígenas en esta área. Estas personas necesitan ser supervisadas muy atentamente por su médico para poder encontrar esta enfermedad a tiempo. Aun así, aunque tienen un mayor riesgo, la mayoría de las personas con esófago de Barrett no padece esta enfermedad.

Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer

http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdeesofago/guiadetallada/cancer-de-esofago-what-is-what-is-cancer-of-the-esophagus

Fecha de actualización: 26/Julio/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Senado aprueba creación del Registro Nacional de Cáncer
* Se incluirá información de curación y supervivencia así como la fuente de información utilizada para cada modalidad de diagnóstico y tratamiento Leer más

¿Sabías que?

El cáncer se puede prevenir si realizas actividad física de forma habitual.