Emociones y Cáncer > Hablando de cáncer con sus hijos > ¿Cómo ayudar a los niños cuando un familiar tiene recurrencia de la enfermedad?

Para una persona que padece cáncer, una de las situaciones más difíciles por las que puede pasar es cuando la enfermedad continúa creciendo durante el tratamiento, o cuando regresa después de éste. También es difícil para sus seres queridos, y puede que lo sea aún más para los niños y adolescentes.

Puede que sienta incluso más preocupación ahora que cuando se enteró sobre su cáncer la primera vez, y es posible que la recurrencia surja muchos años después de haber finalizado sus tratamientos. Independientemente de cuánto tiempo haya pasado, algunos pacientes experimentan sentimientos de temor e incertidumbre que ya le son muy familiares, cada persona cercana a usted también experimentará emociones parecidas. Durante estos momentos, sus hijos estarán muy conscientes de su estado emocional (al igual que del estado emocional del otro padre), por lo que abordaremos temas relacionados con lo que le esté aconteciendo antes de analizar las cosas por las que sus hijos puedan estar pasando. Luego, procuraremos ayudarle a entender lo que podría ser que sus hijos piensen y sientan, y compartiremos algunas ideas sobre cómo apoyar a los niños durante estos momentos.

La información presentada a continuación está orientada para el padre con cáncer, pero también puede aplicar para cualquier adulto afectado por la enfermedad y que sea importante en la vida del niño.

¿Cómo puede ayudar a alguien más cuando usted se siente tan alterado por el regreso de la enfermedad?

Enterarse que la enfermedad ha regresado puede ser tan abrumador, que tal vez usted piense que no puede ayudar a nadie más. Repentinamente, su vida se ha vuelto caótica nuevamente ya que su supervivencia es incierta.

Aunque se supone que usted debe ser la mayor fuente de seguridad para sus hijos, nadie es perfecto, ni es su obligación serlo todo el tiempo. Su amor constante por ellos es el factor más importante a la hora de cómo ellos manejarán la situación; por lo tanto, intente ser realista sobre lo que usted espera de sí mismo(a). Necesitará probablemente contar de nuevo con la ayuda de otras personas por algún tiempo durante la parte activa de su tratamiento. Puede que sea difícil solicitar ayuda, pero recuerde que las personas a menudo realmente quieren ayudar, y puede que sólo sea de forma temporal hasta que sienta que ha recuperado el control.

Posiblemente sienta tristeza y dolor a medida que se prepara para recibir tratamientos una vez más, el bienestar y normalidad de su vida se verán interrumpidos de nuevo, al menos por algún tiempo. Los pacientes a menudo describen tener la sensación de traición debido a que su propio cuerpo los ha "decepcionado". Suelen decir: "yo hice todo lo que se supone que debería haber hecho (cirugía, quimioterapia o radiación) y, aun así ¡el cáncer regresó!". Tal vez empiece a preguntarse sobre los recursos con los que cuenta. Todos estos sentimientos son normales. En algún punto, la mayoría de las personas puede consolidar todos sus recursos para volver a combatir la enfermedad. Pero uno de los más grandes errores que puede cometer en este momento es esperar vencer este desafío por sí solo(a). Usted, su familia y seres queridos deben vencerlo en conjunto, debido a que la batalla puede que sea aún más dura que la primera.

Tómese un tiempo para asimilar sus sentimientos de aflicción, tristeza o enojo. También hable con sus familiares sobre cómo se sienten ellos. Luego recupere la fuerza y consolide sus recursos y sistemas de apoyo para comenzar a realizar las cosas que requiere hacer para vencer una vez más esta enfermedad.

¿Cómo puedo lidiar con la sensación de que la recurrencia significa que no hay esperanza?

Hay muchas maneras distintas en las que puede ver y hablar sobre el regreso de la enfermedad, ya que hay muchos factores que pueden influir en el resultado. ¿Hay probabilidad de que no sobreviva a la recurrencia? Sí. ¿Esto significa que no hay esperanza? No. Cuando regresa, puede que vea que sus esperanzas son muy distintas a aquellas que tuvo cuando recibió su primer diagnóstico.

El tipo de cáncer que tiene y su respuesta al tratamiento determinarán su resultado. Actualmente, una recurrencia no significa que no vivirá por mucho tiempo. Los avances en el tratamiento contra el cáncer y administración de sus efectos secundarios continúan progresando. Sin lugar a dudas, la situación es más seria si el cáncer ha reaparecido, pero para muchos pacientes esto significa simplemente que el tratamiento será diferente y quizás sea más fuerte de lo que fue originalmente.

Por otro lado, no obstante de haber sido sometidos a tratamiento, los cánceres que regresan o empeoran tienden a ser más difíciles de tratar o controlar. Es importante para usted que hable abiertamente con su equipo de atención contra el cáncer. Su equipo de profesionales le podrá dar una buena idea de lo que puede esperar. Puede que sea el caso de que su cáncer no sea propenso a curar, pero que hay ciertas cosas que se pueden hacer para tratarlo. Usted y su familia deben tener claro el objetivo de cualquier tratamiento que esté por recibir.

La idea de comenzar con más tratamiento para el cáncer a menudo resulta muy difícil. Puede que sienta pánico y desesperación. Pero con frecuencia se cuentan con más opciones (u opciones distintas) de tratamiento disponibles. Si no está completamente convencido(a) sobre la idea de recibir más tratamiento, puede que quiera buscar una segunda opinión de un médico de algún otro centro de tratamiento o facultad de medicina. Asegúrese de haber considerado todas sus alternativas y tomar todas las precauciones para recibir el mejor tratamiento disponible para combatir su enfermedad.

¿Qué hago si el cáncer se ha propagado a muchas partes de mi cuerpo? ¿Debería en ese caso aún considerar someterme a más tratamiento?

Para esta pregunta no se puede tener una respuesta precisa. Dependerá de su tipo de cáncer, del efecto que ésta tiene sobre su cuerpo, de lo que su equipo de profesionales médicos le informe y de la opinión que usted y sus familiares tengan sobre la situación. Durante el tratamiento contra el cáncer (incluso si éste no está dando tan buenos resultados), usted está bajo la supervisión de su médico y se está retardando el progreso de la enfermedad, y los efectos secundarios y los síntomas están siendo observados y tratados. Para algunas personas, recibir tratamiento contra el cáncer les ayuda a sentirse mejor y con más fuerza, ya que están siendo activos en su lucha contra la enfermedad. Para otras personas, someterse de nuevo al tratamiento les causa el efecto contrario al hacerles sentir más cansancio o con menos libertad. Sólo usted puede decidir cómo quiere vivir su vida. Evidentemente, también querrá saber la opinión de su familia al respecto. Sus sentimientos son importantes debido a que ellos están viviendo la experiencia del cáncer a través de usted. Pero tenga en cuenta que la decisión final es suya.

Ya sea que quiera o no someterse a tratamientos agresivos, siempre debe recibir atención para mejorar su calidad de vida. Esto también se conoce como atención paliativa, y puede solicitarla en cualquier momento que enfrente problemas. Por lo general, se usa en conjunto con el tratamiento del cáncer, aunque es mejor conocida por su función de promover su comodidad cuando el tratamiento agresivo deja de ser eficaz. La atención paliativa es tratamiento para aliviar los síntomas y no para curarle de la enfermedad. Es una atención que se concentra en hacerle sentir tan bien como sea posible, incluso si en este momento, no hay una buena probabilidad de cura contra la enfermedad. Esto significa que los síntomas como náuseas, dolor, cansancio o dificultades para respirar son tratados y controlados, como deberían ser tratados cuando una persona recibe el tratamiento agresivo. A veces se utilizan medicamentos, pero hay otras formas de tratamiento que también puede que se usen. Póngase en contacto con nosotros si necesita ayuda para encontrar alternativas adecuadas de atención paliativa.

Además de las personas que reciben tratamiento dirigido para curar la enfermedad (tratamiento curativo), y las personas que sólo reciben atención paliativa o auxiliar, hay muchas personas que reciben tratamiento contra el cáncer por periodos muy extensos. Incluso en los casos en los que el cáncer no es probable a combatirse por el tratamiento, para muchos pacientes es posible mantenerlo bajo control durante muchos años. El cáncer se convierte en una enfermedad de largo plazo (afección crónica), como sucede con la diabetes o enfermedad del corazón. El tratamiento puede usarse para encoger el tumor, aliviar los síntomas y ayudarle a vivir más tiempo. Aunque puede ser difícil de lograr, muchas familias se adaptan a este tipo de tratamiento programado.

Fuente: http://www.cancer.org/espanol/servicios/elcancerylosninos/cancerenlafamilia/fragementado/apoyo-a-los-ninos-cuando-un-familiar-tiene-cancer-como-afrontar-la-recurrencia-o-la-enfermedad-progresiva-intro

Fecha de actualización: 14/Abril/2014


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Senado aprueba creación del Registro Nacional de Cáncer
* Se incluirá información de curación y supervivencia así como la fuente de información utilizada para cada modalidad de diagnóstico y tratamiento Leer más

¿Sabías que?

Algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir los efectos secundarios; reducir el riesgo de cánceres secundarios y mejorar la tolerancia a los tratamientos y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.