Tratamientos > Efectos secundarios del tratamiento > ¿Cómo afectan los tratamientos la fertilidad de los hombres?

Para que una pareja conciba un bebé tienen que darse muchas cosas y un “mal funcionamiento en el sistema” en cualquier punto, puede resultar en infertilidad. El cáncer o más a menudo algunos de sus tratamientos, pueden interferir con alguna parte del proceso en casi cualquier etapa y afectar su capacidad para tener hijos.

Quimioterapia

Durante la pubertad (alrededor de los 13 a los 14 años de edad), los testículos de un niño comienzan a producir espermatozoides, y normalmente continuarán haciéndolo por el resto de su vida. Dado que los espermatozoides se dividen rápidamente, pueden ser un blanco fácil para el daño causado por algunos medicamentos, cuanto más elevada sea la dosis, más tiempo lleva para que la producción de espermatozoide vuelva a la normalidad. La infertilidad permanente surge si se dañan todas las células madre en los testículos al punto que ya no pueden producir espermatozoides maduros.

El riesgo de que este tratamiento cause infertilidad varía dependiendo del tipo de medicamento y de las dosis utilizadas. Gen eralmente, vuelve a haber cierta producción de espermatozoides entre 1 a 4 años, aunque puede tardar hasta 10. Si la producción de espermatozoides no se ha recuperado en 4 años, es poco probable que se vuelva a recuperar. Los hombres mayores de 40 años de edad pueden ser menos propensos a recuperar su fertilidad, no obstante la edad parece ser un factor menos importante en los hombres que en las mujeres.

Algunas de las combinaciones de medicamentos utilizadas para tratar linfoma, osteosarcoma y leucemia pueden causar infertilidad prolongada en hasta la mitad de los hombres que son tratados. Para algunas de estas enfermedades, hay combinaciones de medicamentos que tienen menos probabilidades de dañar la fertilidad, así que asegúrese de hablar con su médico sobre el tratamiento recomendado para usted.

Trasplante de médula ósea o células madre

El trasplante de médula ósea o de células madre por lo general involucra altas dosis de quimioterapia y en ocasiones de radiación antes del trasplante. Esto suele impedir de manera permanente que un hombre produzca espermatozoides. Hable con su médico acerca de este riesgo antes de comenzar el tratamiento.

Rad ioterapia

La radiación en los testículos de un hombre puede afectar su fertilidad. Las altas dosis de radiación matan las células que producen espermatozoides. Para tratar ciertos tipos de leucemia infantil, la radiación se dirige directamente a los testículos. Algunos hombres jóvenes, pueden recibir radiación en la zona de la ingle muy cerca del otro testículo, siendo esto suficiente como para dañar su producción de espermatozoides.

En ocasiones la radiación al cerebro puede afectar la glándula pituitaria que es la encargada de enviar señales a los testículos para que elaboren hormonas. La interferencia con estas señales puede afectar la producción de espermatozoides y causar problemas de fertilidad.

Cirugía

La cirugía ofrece la mayor posibilidad de cura para muchos tipos de cáncer, especialmente aquellos que no se han diseminado a otras partes del cuerpo. Las siguientes intervenciones pueden afectar la fertilidad de un hombre:

Cirugía testicular

La extirpación quirúrgica de un testículo se llama orquiectomía, este es el tratamiento más común. Siempre que un hombre tenga un testículo sano, puede continuar produciendo espermatozoides después de la cirugía (menos de 5% de los hombres desarrollan la enfermedad en ambos testículos); no obstante algunos tienen una fertilidad baja debido a que el testículo que les queda no es completamente normal.

Extirpación de testículos (ambos testículos)

Es posible que a algunos hombres con tratamiento para la próstata que se ha diseminado más allá del área cercana, se les extirpen ambos testículos para detener la producción de testosterona y disminuir el crecimiento de las células malignas, a este procedimiento se le llama orquiectomía bilateral. Estos hombres ya no pueden tener hijos a menos que almacenen espermatozoides en un banco antes del procedimiento.

Cirugía de próstata o de vejiga

Para los hombres que tienen enfermedad en la próstata y que no se ha diseminado fuera de la glándula, uno de los tratamientos es la cirugía que extirpa la próstata y las vesículas seminales (llamada prostatectomía radical). Éstas son las partes del cuerpo del hombre que producen semen. Ya sea que la próstata sea extirpada a través de una incisión en el abdomen (vientre) o en el perineo (zona detrás de los testículos justo enfrente del ano), esta cirugía no permite que se produzca semen.

Para tratar el cáncer de vejiga se usa un procedimiento muy similar a una prostatectomía radical, con la excepción de que también se extirpa la vejiga junto con la próstata y las vesículas seminales. Los testículos todavía producen espermatozoides, pero el conducto deferente (vías al tracto urinario superior) es cortado. Con estimulación sexual, los hombres aún pueden tener la sensación de orgasmo, pero no sale líquido del pene y los espermatozoides no pueden salir.

Cirugía que interfiere con la eyaculación

Algunas intervenciones quirúrgicas pueden dañar los nervios que son necesarios para la eyaculación del semen; éstos incluyen la extirpación de los ganglios linfáticos en la pelvis, los cuales pueden ser parte del tratamiento oncológico de testículo y para algunos cánceres de colon.

Por lo general los nervios resultan dañados cuando se extirpan los ganglios linfáticos y esto puede causar problemas con la eyaculación. Después de estas operaciones, el hombre sigue produciendo semen, pero éste no puede salir del pene en el momento del orgasmo, en cambio, se expulsa hacia atrás al interior de la vejiga (llamado eyaculación retrógrada) o no va a ningún lado. Los especialistas en fertilidad pueden recoger los espermatozoides de estos hombres usando varios tipos de tratamientos incluyendo ciertos medicamentos, estimulación eléctrica de eyaculación o cirugía de aspiración de espermatozoides (los espermatozoides se extraen directamente desde los testículos).

Otros tratamientos

Las terapias hormonales pueden afectar su capacidad para tener hijos. Aún se desconoce el efecto de algunos de los tratamientos más nuevos sobre la fertilidad como vacunas, inmunoterapias o modificadores de respuestas biológicas; antes de comenzar el tratamiento es mejor hablar con su médico acerca de los posibles efectos sobre su función sexual y fertilidad.

No tome ninguna decisión hasta estar completamente seguro de lo que quiere hacer, seguir los siguientes pasos puede ayudarle en este proceso:

  • Busque información en fuentes confiables.
  • Preocúpese por decidir, no por acertar, cualquier decisión será buena si a usted lo hace sentir mejor.
  • Tómese el tiempo que sea necesario.
  • Pregunte a su médico todo lo que necesite saber para tomar una decisión.
  • Identifique sus objetivos y establezca prioridades para poder cumplirlos.
  • Haga planteamientos realistas, no se engañe a usted mismo.
  • Platique con su pareja, familiares y amigos para comunicar su decisión, pídales respeto y apoyo.
  • Busque todas las alternativas posibles, agote las posibilidades, esto le brindará un sentimiento de tranquilidad.
  • Haga una lista de los pros y contras y sopese las posibilidades, así como sus implicaciones.
  • No trate de “ser fuerte”, exprese sus sentimientos, busque diferentes apoyos de grupo, psicológicos y vía telefónica como el de INFOCÁNCER 01 800 22 62 371.
  • Tome en cuenta las consecuencias reales y asúmalas, nunca se juzgue a usted mismo, sea tan comprensivo como lo sería con un ser querido.
  • Recuerde que cada caso es distinto, si tiene alguna incertidumbre surgida de una charla, resuélvala con personal capacitado, puede llamar a INFOCÁNCER (01 800 226 23 71) o escribir a contacto@infocancer.org.mx donde un experto resolverá sus dudas.

Fuente: Sociedad Americana Contra el Cáncer ,

http://www.cancer.org/espanol/servicios/tratamientosyefectossecundarios/efectossecundariosfisicos/fragmentado/la-fertilidad-y-el-cancer-cuales-son-mis-opciones-intro

Libro Psicooncología , Die-Trill (2003).

Fecha de actualización: 27/Diciembre/2013


Califica este contenido
¿Te pareció útil este contenido?

Testimonio

María del Carmen Vargas
Gracias
Tengo 2 años que me detectaron cáncer de seno con un tumor de 11 cm. todo mi tratamiento lo pase prácticamente sola... Leer más

Noticias

Senado aprueba creación del Registro Nacional de Cáncer
* Se incluirá información de curación y supervivencia así como la fuente de información utilizada para cada modalidad de diagnóstico y tratamiento Leer más

¿Sabías que?

Un estilo de vida saludable reduce los efectos secundarios relacionados con los tratamientos.